¿Cuándo os empezáis a dar cuenta de que Pascual está en un problema de difícil salida?

No es repentino porque, con la situación que había en el sector, se veía venir. Fue un problema personal y del sector, de la crisis que veníamos sufriendo. Además, también se juntó con la problemática del comercio en la ciudad de A Coruña debido a la implantación salvaje de grandes superficies. La suma de estos ingredientes supuso tener que cerrar los negocios.

¿Qué significó para vosotros la decisión de cerrar todas las tiendas?

Durante un tiempo yo me metí en otros sectores que no tenían nada que ver con lo que hice en el transcurso de mi vida laboral, pero fue una época corta. Luego me di cuenta de que lo poquito que sé tiene que ver con el textil y me surgió el proyecto de ‘Carballada’, en el que hacemos otro tipo de comercio. Ahora puedo dedicarme al tema de diseño de textil y complementos, que es algo que no había tocado nunca pero que siempre me había gustado.

¿Por qué ‘Carballada’?

Porque cogí un bajo en la ciudad vieja, en la calle Damas, que era un local de toda la vida que se llamaba ‘Carballada’. Tenía muy buena reputación y los vecinos guardaban un cariñoso recuerdo de cuando la familia Carballada gestionaba el negocio y yo quise respetar la historia del local.

¿Se parece en algo a vuestras anteriores tiendas?

En nada, porque nosotros siempre nos dedicamos a la multimarca de hombre y mujer y aquí somos mucho más creativos. Antes, en Pascual, éramos comerciantes que trabajábamos con las marcas punteras y esto es la antítesis de eso. Nos dedicamos a viajar, vamos mucho a Marruecos y a la India, allí hablamos con artesanos locales, les llevamos nuestros propios diseños y ellos trabajan para nosotros. Esa es nuestra filosofía.

¿Cuál es vuestra visión a medio o largo plazo?

Hacer las cosas cada día mejor e ir poquito a poco, no somos excesivamente ambiciosos. Ahora estamos intentando poner en marcha nuestra tienda online, que esperamos que esté disponible en unos meses, y después del verano tenemos en mente abrir otro punto de venta más. Pero esta última idea todavía está muy verde porque, como he dicho, nuestra mentalidad es la de ir paso a paso.

¿Cuándo decidís formar parte de ASCEGA? ¿Por qué?

Yo conozco a Alfonso desde que era cliente (y amigo) en la época de las tiendas Pascual. Ahí lo conocí a él y a sus padres pero después hubo una temporada en la que dejamos de vernos. La casualidad fue que, al poquito de abrir Carballada, nos volvimos a encontrar y me habló del proyecto de ASCEGA, que me pareció una idea muy interesante porque nos permite ayudarnos entre diferentes empresarios y emprendedores. 


Biopsia Liquida ONCOMET

Evento Re-Cuerda #byASCEGA

Evento Re-Conoce #byASCEGA

Evento Re-Emprende #byASCEGA

Suscríbete al Newsletter!

Términos y Condiciones
(por supuesto, podrás darte de baja cuando quieras, sin preguntas, sin molestias!)