La estadística actual nos dice que, a lo largo de su vida, 1 de cada 2 hombres y 1 de cada 3 mujeres tendrá cáncer. Unos datos que hablan por sí solos y que aumentan, más todavía si cabe, la necesidad de prevenirse y actuar contra esta enfermedad. Eso es lo que busca el jefe de oncología del CHUS, (Complejo Hospitalario Universitario de Santiago) Rafael López, que acudirá como invitado al próximo 'Desayuno ASCEGA' (jueves 16 de febrero a las 9:30 horas) y  nos desgranará las ventajas y aplicaciones de uno de los últimos avances en este ámbito que el abandera, la biopsia líquida.

¿Qué es la biopsia líquida?

Técnicas nuevas que, con un análisis de sangre, permiten estudiar o conocer íntimamente o molecularmente cómo está el tumo para poder abordarlo en cuanto a su tratamiento y a la estrategia a seguir.

¿Qué beneficios tiene con respecto a la biopsia tradicional?

La tradicional es un acto puntual que no se puede repetir, es agresiva  y nos da información muy valiosa pero limitada. Las biopsias líquidas se pueden repetir todas las veces que se quiera sin ningún tipo de problema, no son cruentas y nos permiten conocer cómo está el tumor en el momento en el que se hace, que puede ser diferente a como estaba hace un año o unos meses. Además, recogen toda la situación del tumor, no de una parte sola. Aún así, no son técnicas competitivas, el diagnóstico siempre se va a hacer con una biopsia tradicional pero esta nueva técnica nos va a permitir otras aproximaciones y, sobre todo, conocer en todo momento el estado del tumor para poder atacarlo.

¿La biopsia líquida es presente o todavía es futuro?

Está en una fase como la actual de los coches automáticos, que ya lo estamos tocando pero todavía le falta un desarrollo importante. Es lo que pretendemos hacer nosotros, acelerar la investigación para que esté antes con nosotros.

¿En qué hospitales se está utilizando?

Además del CHUS (Complejo Hospitalario Universitario de Santiago) se está haciendo en muchos hospitales del mundo. En España somos varios grupos que estamos trabajando intensamente en ello y en Europa también. Después, según se van haciendo las pocas aplicaciones clínicas que todavía existen en este ámbito se van extendiendo por los hospitales públicos y privados.

Usted decía que los avances que permite son equiparables a ir a la luna hace 50 años.

Es cierto, ahora conocemos mucho más de los tumores y como se comportan. La tecnología nos está permitiendo llegar a lugares y encontrar cosas insospechadas hace no demasiado. Esto de encontrar en la sangre restos del ADN de los tumores o células tumorales que nos permiten estudiar completamente el tumor era impensable hace 15 o 20 años.

Viene de realizarse el segundo Simposio sobre la biopsia líquida en Santiago de Compostela ¿para qué sirven este tipo de encuentros?

Para compartir el conocimiento, formarse más y buscar colaboraciones o proyectos en común que aceleran el desarrollo de las investigaciones y su incorporación a la práctica clínica.

¿Habrá una tercera edición?

Sí, sin duda. Es un tema muy nuevo, con mucho potencial de desarrollo y con el que los clínicos y oncólogos médicos estamos muy ilusionados. Además, en los próximos años se incorporarán otras disciplinas.

¿Qué les diría a los asociados de ASCEGA que van a acudir al Desayuno del próximo jueves 16 de febrero?

Que les presentaré el proyecto de micromecenazgo para la biopsia líquida, para conseguir su aportación a nivel individual. Les explicaré cómo está la penosa situación de la filantropía en nuestro país. Es una obligación de todos cambiar la tendencia y hacer que las donaciones individuales ayuden a la ciencia y a la cultura.

Relacionados:

 


Evento Re-Cuerda #byASCEGA

Evento Re-Conoce #byASCEGA

Evento Re-Emprende #byASCEGA

Biopsia Liquida ONCOMET

Suscríbete al Newsletter!

Términos y Condiciones
(por supuesto, podrás darte de baja cuando quieras, sin preguntas, sin molestias!)