Ahora que está tan de moda hablar de cultura emprendedora, empredimiento y hasta emprendizaje, echo en falta el que se destaque algo sin lo que ninguna empresa puede aspirar a ser perdurable en el tiempo, quizás porque los, sin duda mal denominados, “agentes sociales” se han ocupado de fomentar una posición de enfrentamiento empresa-trabajador. Cuando escuchas sus declaraciones, las de ambas partes, sólo se habla de condiciones y derechos, de reivindicaciones unilaterales, y olvidan, o quieren olvidar, que inevitablemente deben de tener un objetivo común: que a la empresa le vaya bien. Así de simple.

Leer más: Si a la empresa le va bien, a mí me va bien

Los argumentos que en la actualidad se utlizan sobre lo necesario de poner en nuestro currículum “disponibilidad geográfica” se centran en tres obviedades que son incontestables: el mercado es global, en nuestro país no hay trabajo y fuera de nuestro país hay trabajo (dónde y de qué...pero eso ya es otra historia).

Tener que desplazarse por necesidad, cuando no por desesperación, no es la más fácil de las decisiones, y más si ya nos hemos metido en la “espiral de las responsabilidades” (léase pareja, hijos, hipoteca y demás). Esta decisión es la que actualmente están tomando muchos españoles (los que pueden y han tenido suerte) y que a otros les gustaría poder tomar (los que no están preparados o la diosa fortuna les esquiva).

Leer más: ¿Tengo que, debo o quiero?

Hace ya tiempo que circula por las redes sociales un chiste que siempre consigue arrancarme una sonrisa. Se trata de una entrevista de trabajo en la que ponen al candidato a prueba sobre sus conocimientos de inglés preguntándole “cómo se dice mirar en inglés”, a lo que el candidato responde “look”. A continuación le piden que construya una frase con ese verbo, y el candidato, un fenómeno, responde “Look, yo soy tu padre”....y lo contratan (supongo que a casi nadie habrá que aclarar en qué famosísima película se hizo célebre esa frase).

Leer más: Look, soy tu padre

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) acaba de publicar un informe en el que indica que muchas especies de insectos tienen tantas proteínas como la carne, que su producción es barata y nos anima a su consumo, tanto por parte de los seres humanos -ustedes y yo mismo- como por animales -seguro que conocen alguno, yo, a varios-. Es una recomendación para países en vías de desarrollo, claro, pero no vayan ustedes a pensar, también para los que están desarrollados. Si no me creen, hagan clic aquí

http://www.fao.org/docrep/018/i3253e/i3253e.pdf

Leer más: Ponga un insecto en su menú diario

Biopsia Liquida ONCOMET

Evento Re-Cuerda #byASCEGA

Evento Re-Conoce #byASCEGA

Evento Re-Emprende #byASCEGA

Suscríbete al Newsletter!

Términos y Condiciones
(por supuesto, podrás darte de baja cuando quieras, sin preguntas, sin molestias!)