La cárcel de La Coruña albergó al último preso y dejo de utilizarse como prisión en el año 1999. El convenio de cesión entre el ayuntamiento e instituciones penitenciarias del Ministerio del Interior se firmó en el año 2005, pero la cesión no se materializó hasta muchos años después, pendiente todavía a día de hoy,  de varios procesos judiciales aún en trámite.

Han pasado por tanto 18 años desde que se dejó de utilizar como cárcel hasta que se haya podido dedicar para otro uso. O sea, ha estado 18 años pudriéndose a la intemperie y deteriorándose a la vista de todos mientras las distintas administraciones y corporaciones de turno se ponían de acuerdo con el papeleo.

Otro tanto ocurrió con la Fábrica de Tabacos. Y con casi todos los edificios institucionales que caen en desuso.

Sin embargo, estos días pasados nos hemos despertado con la noticia de que, por fin, el mantenimiento y la gestión de la cárcel ha sido adjudicada por la actual corporación municipal a una entidad denominada Proyecto Cárcel.

Al margen de consideraciones obvias sobre la agilidad de la administración, cuestión que daría para mucho, y sin querer pensar mal sobre si estas desmesuradas demoras benefician a alguien, uno tiende a imaginar que si se tarda tanto tiempo en decidir y adjudicar un proyecto de esta envergadura, será porque se espera que lo que se albergue de nuevo en el edificio vacío sea un referente para la ciudad de La Coruña. Algún proyecto innovador, vanguardista, que atraiga, en suma, turistas y visitantes en general y pueda convertirse además en motor económico y cultural del área de influencia de la zona donde se encuentra.
Vienen a la memoria las flamantes palabras que en el mes de octubre del año 2011 pronunciaba el entonces presidente de la delegación del COAG; “Es un enclave privilegiado para dignificar la ciudad y atraer más turismo.”

Cabe aquí hacer una reflexión personal sobre lo que a cada uno le atrae más cuando él es el turista en ciudad ajena. Evidentemente aquí habrá de todo, pero por regla general uno se decanta por alternativas de las que no dispone en su ciudad, bien sean totalmente novedosas o simplemente, diferentes.

Veamos ahora que se pretende hacer hoy día, siglo XXI, en el maltrecho edificio que un día fue cárcel. Trascribimos por su claridad y concreción las palabras del concejal del ramo, Sr. Varela, en un programa de radio que fueron recogidas por un diario local el pasado día 1 del mes en curso:

“La plataforma recoge en su propuesta varias ideas que se pueden llevar a cabo en este inmueble, aunque no todas tienen que ser de carácter permanente, de modo que plantean la puesta en marcha de una escuela en la que los diferentes colectivos y participantes en la vida de la cárcel puedan intercambiar conocimientos, también suman la propuesta de la Comisión para la Recuperación da Memoria Histórica, de reconvertir este lugar de represión en un espacio para el estudio del pasado de la ciudad. En sus planes hay otras propuestas, que todavía tienen que ser desarrolladas, como la puesta en marcha de una radio o impartir clases de baile.”

Es decir, resumiendo, que se adjudica un proyecto de gestión para este emblemático e histórico inmueble, que todavía no se sabe muy bien para qué va a servir ni que se va a hacer en él, pero que, por lo menos se utilizará para que la Comisión de Venganza Histórica disponga de un chiringuito permanente; ah, y también habrá clases de baile. ¡Y una radio! ¡¡¡Qué pasada!!!

Todavía más concretas son las propuestas para el lugar de uno de los miembros actuales de dicha plataforma adjudicataria, Sr. Fortes:

“O modelo de "xestión cidadá" determinará os pasos do cárcere, reaberta por tempo aproximado dun ano, no que é prioritario que haxa una biblioteca, recintos para exposicións, obradoiros, unha radio e un taller de bicis.

O máis importante é que os espazos non sexan para un único uso. O que se utiliza para un obradoiro de baile tense que usar para moitas outras cousas. Todo o que se vaia a abrir, que é un 25% do edificio, ten que ser de uso versátil, con horarios coordinados. Podemos comezar cunha biblioteca, un espazo para as reunións de asociacións, espazos expositivos ou relacionados coa memoria histórica, que é un pilar moi importante. Trátase de ir ordenando nestes meses que quedan. Entre todos temos que definir a coordinación de actividades.”

Huelga decir que esto es una tomadura de pelo como una catedral y un insulto al más elemental sentido común, del decoro o de la vergüenza.

Recordemos que hace ya un año que las dependencias de la Comandancia de Obras fueron ocupadas ilegalmente por un grupo de gente que se dedica a esto. A vivir del prójimo por la cara. Dicho inmueble, (realmente un soberbio conjunto de inmuebles, con amplias zonas abiertas y magníficas vistas a la bahía de La Coruña, patrimonio de todos los ciudadanos), fue cedido por el Ministerio de Defensa al ayuntamiento mediante un convenio en el que se establece que los deberes de conservación y mantenimiento corresponden al ayuntamiento.

Las autoridades locales no solo no hacen nada al respecto, sino que defienden la ocupación. Existe un reciente pronunciamiento judicial que dice que esa ocupación es ilegal, pero que el juzgado no puede dictar orden de desalojo alguna, puesto que la administración que tiene la potestad para instarlo, la actual corporación municipal, dice que no lo va a hacer.

Detallamos a continuación un resumen de las actividades que se desarrollaron en el mes de agosto pasado en las citadas dependencias invadidas de la antigua Comandancia de Obras.

“…boxeo, capoeira, baile swing, danza contemporánea, teatro y hasta hay un espacio no mixto de autoexploración femenina.” “también se ha construido un skate park, una sala de corpo/ximnasio de 350 metros con aparatos deportivos y moita altura para poder facer tamén exercios acrobáticos; una sala de conciertos y artes escénicas, una sala de exposiciones y ¡¡un taller de bicicletas!!”

El taller de bicicletas parece ser que se perfila por los promotores del proyecto  como la nueva locomotora empresarial de la ciudad y símbolo de la vanguardia socio cultural.

Además, seremos pioneros en el mundo entero con el incomparable “espacio no mixto de autoexploración femenina”. Las mujeres de La Coruña por fin pueden dormir tranquilas. Ya tienen quienes les enseñen a conocer su propio cuerpo. No hay más que ver el entusiasmo y la satisfacción que se refleja en los rostros de coruñesas y coruñeses. No se habla de otra cosa en la calle.

Volvamos de nuevo al recientemente adjudicado Proyecto Cárcel; ¿les suena lo del taller de bicicletas? ¿Y lo del espacio polivalente para actividades de baile?

¿Cuál será pues la diferencia entre lo que se hace en la ocupada Comandancia de Obras y lo que se pretende hacer en la antigua cárcel?

La novedad en el caso de la cárcel, es que éste sí que es un edificio institucional cuya cesión se ha operado legalmente, por lo menos en apariencia. Por este motivo, y amparándose además en la matraca habitual de que fue un símbolo del Estado represor franquista etc., etc., por parte de la corporación municipal se aprovechará para colocar a unos cuantos compis y amiguetes en unos puestos con prebendas y pequeñas parcelitas de poder, para que nos recuerden a todas horas el pasado que a ellos les interesa recordar y que interpretan torticeramente a su antojo. Y de paso, que nos hagan ver las bondades del anarquismo, la ocupación, el sistema de trueque y las acrobacias con el diábolo.

En cuanto al procedimiento de adjudicación del famoso Proyecto Cárcel, la clave del mismo nos la da la definición de la palabra nepotismo; “desmedida preferencia que algunos dan a sus parientes o amigos para las concesiones o empleos públicos.”

¿Pero no eran estos que gobiernan los que nos iban a librar de tales prácticas, propias de “la casta”?

El diccionario de la RAE, define la palabra “casta,” en su tercera acepción, como lo siguiente; “En algunas sociedades, grupo que forma una clase especial y tiende a permanecer separado de los demás por su raza, religión, ideas, etc.”

El entretenimiento que hoy proponemos consiste en averiguar las similitudes y diferencias que se pueden aplicar de estos dos conceptos al actual equipo de gobierno de la muy noble y muy leal ciudad de La Coruña.

Acordándonos otra vez de los turistas, no nos cabe duda de que el nuevo proyecto de la Marea para la antigua cárcel, será un polo de atracción cultural; un imán para todos los forasteros que visiten la ciudad. Ya nos imaginamos a los autobuses que se llevan a los cruceristas a Santiago vacíos; porque todos querrán conocer las maravillosas y exclusivas instalaciones de la antigua cárcel y disfrutar de las únicas e increíbles experiencias vitales que les proporcionarán los muchachos y muchachas del Proyecto Cárcel, haciéndoles participar en las novedosas actividades y autoexploraciones no mixtas que allí se desarrollarán.

Se comenta, además, que ya han aumentado las reservas de cruceros a La Coruña de miles de personas deseosas de profundizar en las raíces franquistas de la ciudad y empaparse de cursillos de desmemoria histórica española tergiversada.

El gobierno municipal se opone a la que se instale en La Coruña el que sería el mejor museo de automoción de España y uno de los mejores del mundo, a cambio de no hacer nada en los terrenos que están legalmente cedidos para ello; pero sin embargo tendremos muchos talleres de bicicletas.

El gobierno municipal paraliza las obras de La Solana, escaparate de la fachada marítima de la ciudad en el único hotel 5 estrellas que hay en Coruña, causando unos perjuicios económicos y de imagen brutales, pero limpia y adecenta la ocupada Comandancia de Obras.

El gobierno municipal obstaculiza que se puedan subastar para su promoción las parcelas de Defensa en La Maestranza, pero fomenta y arropa a los ocupas en la parcela de enfrente.

El gobierno municipal lamina el desarrollo urbanístico, torpedeando todo tipo de proyectos, inversiones o iniciativas que puedan generar tejido empresarial, pero  adjudica, de no se sabe qué manera, proyectos vacuos a sus amiguetes.

Como esto siga así, el futuro de la juventud de La Coruña estará muy claro. Tendremos muchos bailarines, muchos ingenieros en bicicletas, muchos acróbatas de juegos malabares, muchas mujeres auto explorándose en espacios no mixtos, muchos expertos en represión franquista, pero analfabetos sobre lo que ocurrió de verdad en España en la Primera y Segunda República y muchos coleguitas con el nacionalismo sectario y excluyente, cuyos mensajes más modernos consisten en llamar fachas a los que no piensan como ellos.

Con estos mimbres, el Proyecto Cárcel-Proyecto Ocupa-Proyecto Amiguetes será el mejor faro cultural de La Coruña, que lucirá junto y hará sombra al faro más antiguo del mundo.

Apaga y vámonos.

 

Atribución: la fotografía es una obra original de La Voz de Galicia

ASCEGA participa en el programa "Catalizador de Oportunidades de emprendemento xove transfronterizo" (acrónimo LIDERA)

Biopsia Liquida ONCOMET

Evento Re-Cuerda #byASCEGA

Evento Re-Conoce #byASCEGA

Evento Re-Emprende #byASCEGA

Suscríbete al Newsletter!

Términos y Condiciones
(por supuesto, podrás darte de baja cuando quieras, sin preguntas, sin molestias!)