"Robin Sharma, autor del internacional best seller El monje que vendió su Ferrari, regresa a la parábola con una historia inspiracional acerca del nuevo significado y valor del liderazgo.

elliderquenoteniacargo

 

Robin Sharma ha compartido durante más de quince años su fórmula para el éxito con las empresas líderes de Fortune 500 y personajes destacados en todo el mundo, una receta que le ha convertido en uno de los asesores de liderazgo más solicitados internacionalmente. Ahora, por primera vez, Sharma comparte sus conocimientos excepcionales con todos sus lectores.

No hay HuevosLa visión más sincera de lo que significa ser pequeño empresario hoy en día en España, contada desde la experiencia de un empresario arruinado que todavía sigue creyendo en el emprendimiento como única salida a la crisis.

Manuel Dafonte Catoira, en su libro “No hay huevos. La locura de ser emprendedor en España”   nos alerta sobre varios aspectos de la creación de empresas que deberíamos tener en cuenta para que nunca podamos decir eso de  “es que yo no sabía…”

Españistán de Aleix SalóEsta es la historia de un cani (o un choni, o un poligonero, ya saben) que, en su empeño por deshacerse de la hipoteca, deberá recorrer el Reino de Españistán para enfretarse con todos y cada uno de los malandrines, meapilas y soplagaitasque lo pueblan, dando lugar a un relato plagado de tópicos, tacos y faltas de ortografí­a, con bien de lobbies, parados, mileuristas, pensionistas, funcionarios, obispos, SGAE, telebasura, enchufes, sobornos y estilismos poligoneros.

Exito para perdedoresLa vida de David Cantolla ha sido una pura montaña rusa. Envuelto en la burbuja financiera creada en torno a internet a principios de 2000 –forma parte de la gestación de Teknoland, uno de los proyectos pioneros de internet en España y referente internacional–, pasó de la riqueza a la ruina en menos tiempo del que se tarda en contarlo.

Sin embargo, su incansable carácter de emprendedor y sus ganas de dejar algo duradero tras de sí le llevan a convertirse en uno de los creadores de Pocoyó...